En cuanto a los recursos financieros la institución recibe para su funcionamiento la subvención de la Asociación Civil Portadores de Cristo.

Dicha Asociación tiene su origen en Alemania (con sede legal correspondiente en Argentina), allí se realiza la recaudación de fondos específicos para diferentes obras de asistencia integral que se realizan en distintos países, a distintos grupos de personas en situación de: orfandad, enfermedad, ancianidad, niños en situación de riesgo.

En muchos casos se trabaja mediante el sistema de padrinazgo. También por medio de donaciones de amigos y personas particulares individualmente y ofrendas que la institución recibe de distintas iglesias de Alemania, como así también de grupos de ancianos de un hogar, de jardines de infantes, muchos de los cuales realizan diferentes actividades para la recaudación de fondos con este fin.

La institución funcionó de esta forma brindando este servicio a la comunidad jujeña por 36 años; sin embargo a causa del alto costo de vida que vive nuestro país en estos últimos años y por la crisis mundial por todos conocida, se presentaron muchas dificultades graves y drásticas.

Por lo cual la institución corre el riesgo de no poder seguir funcionando. Y se verían afectados negativamente gran cantidad de niños y familias carenciadas.